La pérgola de tus sueños: Cafetería Pigalle en Laredo

La pérgola de tus sueños: Cafetería Pigalle en Laredo
3 mayo, 2017 decopav
En Pérgolas

Apostando por la pérgola tensada y su imponente estructura

Pérgola tensada de la Cafetería Pigalle, en Laredo

Vista exterior de la pérgola tensada instalada

 

 

 

Llega el verano y comienzan a aparecer en las conversaciones temas como el sol, las terrazas o el calor. Es el momento ideal para relajarse y disfrutar de un café en tu bar preferido. Sin embargo, imaginemos llegar y no resistir al aire libre por tener el sol azotando fuerte sobre nosotros. No parece la mejor forma de deleitarse con el buen tiempo. Tranquilos. No pensamos dejar que eso suceda.

 

En la cafetería Pigalle, en Laredo, lo tienen claro: No hay mejor sitio para que sus clientes disfruten que bajo una pérgola tensada. Por delante de la pérgola plana o veranda, su estructura resiste vientos fuertes y tormentas. Crea un ambiente ideal bajo el sol o la lluvia, canalizando el agua y evitando acumulaciones.

Un sistema de motorización de toldos garantiza la comodidad del servicio, que puede controlarlo a través de WiFi. Incluso, permite utilizar la previsión del tiempo para crear el escenario perfecto.

Y, aunque el verano está cerca, tenemos claro que en Cantabria las lluvias están presentes todo el año. Por ello, nuestros tejidos para toldos han sido especialmente tratados para el agua. Además, los toldos cofre que se muestran en posición vertical se ocultan al recogerse, protegiendo aún más los tejidos.

 

Los clientes sólo tendrán que disfrutar.

 

 

Solamente dinos qué quieres y los especialistas en toldos y sistemas de protección solar que trabajamos en DECOPAV te ayudamos con todo lo demás.

Es tu turno: ¿Cuál es el toldo de tus sueños?

 

Más información sobre nuestra oferta de pérgolas tensadas aquí. Trabajamos en Cantabria, el País Vasco (Euskadi), Asturias, Burgos y Galicia.

 

1 Comentario

  1. Pedro Iglesias salvador 2 años hace

    Por fin ponen un paraviento en ese garito, ahora podré leer el periódico sin que se me vuelen las hojas.
    ¡Buena inversión para los días ventosos!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*